Marruecos reúne un sinfín de bellos y variados espacios naturales llenos de contrastes: altas montañas, desierto de dunas de arena, mar, inmensas gargantas, abundantes palmerales en medio de tierras áridas, bosques de cedros… Un sinfín de escenarios para recordar y de los que llevarnos unas bonitas fotos a casa. Cabe destacar que el Sur de Marruecos es uno de los escenarios naturales más importantes del mundo cinematográfico ya que se graban infinidad de películas. Incluso Hollywood tiene en la provincia de Ouarzazate unos estudios.

FACTORES CULTURALES, FOLKLORE Y ETNIAS

Viajar a Marruecos es adentrarse en la magia de África y puede suponer un primer encuentro con la cultura islámica para el viajero. Además de representar un contraste brutal entre nuestro pueblo y el suyo, tiene una gran diversidad cultural con tribus autóctonas como los Imazighen o los Ait Ani.

LEGADO HISTÓRICO Y ARQUITECTURA

Posee un rico legado histórico y arquitectónico que podemos apreciar en sus medinas medievales como la de Fez, la mejor conservada del mundo árabe. Marruecos posee  7 maravillas más declaradas patrimonio de la humanidad por la Unesco: Las Medinas de Meknes, Essaouira, El Jadida (antigua Mazagan) y Tetuán. Así como las Ruinas Romanas de Volúbilis, el Ksar de Ait Ben Haddou o la famosísima plaza Djema el Fna.

DEPORTES Y ACTIVIDADES ALTERNATIVAS QUE OFRECEN UN VALOR AÑADIDO AL VIAJE

Marruecos es el lugar idóneo para practicar tus deportes o aficiones. Su diversidad geográfica permite ejercer desde deportes de montaña como Btt, trekking o senderismo, esquí, equitación, escalada y espeleología… a deportes acuáticos como surf, windsurf, kitesurf. El deporte rey en Marruecos: el Golf. Y, sin olvidarnos de los aficionados al motor y la gasolina… Marruecos es el paraíso para los 4×4, quads, motos de enduro, de carretera…

PROXIMIDAD

Tan sólo 14 km separan la península ibérica del exótico y todavía desconocido Marruecos en el lado del Estrecho (180 km en la zona más oriental) por lo que puedes descubrir uno de los grandes destinos turísticos del planeta en un par de horas de avión e incluso a una sola hora de barco para los que no les gusta volar y prefieren viajar con su propio vehículo.

BIENESTAR Y SALUD

El mero hecho de viajar al país ya implica una desconexión inmediata por el choque cultural tan importante que se produce al encontrarte con un mundo tan diferente al tuyo. El magnetismo del desierto, el ritmo pausado de sus habitantes “la prisa mata” …no obstante uno de los placeres que el viajero no puede obviar de Marruecos es el ritual del hammam, muy practicado en la vida cotidiana del país. Además son conocidos los “baños de arena” por sus propiedades antireumáticas.

GASTRONOMÍA

La gastronomía marroquí es muy natural, variada y mediterránea. Y al igual que el país es muy rica en sabores, aromas y colores. Sus perfumes y combinaciones de dulce y salado tienen fama mundial.

Gracias a su diversidad geográfica y clima puedes encontrar desde frutas frescas y variadas como las naranjas o sandías… hasta el tan codiciado “oro” verde, el aceite, ya que es un país con numerosos olivos de los cuales se produce un aceite riquísimo y unas olivas excelentes. En sus costas además puedes encontrar pescados y mariscos frescos.

VIAJES EN FAMILIA

Marruecos es ideal para viajar en familia, inclusive con adolescentes y niños. Es más, es recomendable, no sólo porque disfrutan y se interesan muchísimo por el país y su cultura si no porque es un viaje muy educativo y con ese toque de aventura que necesitan. Pueden subir en dromedario, mula, en 4×4, en quads… digamos que es un viaje muy activo.

Por otro lado es muy enriquecedor para ellos ver lo que hay en el mundo y como viven otros niños de su edad. Allí se tienen muchos hijos y esto también se nota en el trato de todas las personas del país, ya que están muy acostumbrados a convivir con niños. El 30% de la población marroquí es menor de 14 años.